Pros y contras de la autoconstrucción: lo que debes saber antes de hacerlo

Al formar un patrimonio tienes la opción de hacerlo a través de una desarrolladora o por tu propia cuenta. Si elegiste la segunda, en Propiedades.com te decimos todo lo que debes saber de la autoconstrucción.

¿En qué consiste?

Ricardo Nurko, maestro de la Facultad de Arquitectura en la UNAM, explica que a la autoconstrucción también se le conoce como construcción asistida o vivienda progresiva

Según el Diccionario de Arquitectura y Urbanismo, este es el arte de edificar lo propio. Se realiza con mano de obra no remunerada. Pero dada la gran cantidad de actividades que involucra —en algunos casos— se contrata a personal especializado.

Además, es un método que se puede llevar a cabo en un medio rural y urbano, indica Habitat International Coalition.

Pros y contras

De acuerdo con Nurko y Alejandra Sánchez Gálvez, presidenta de la Asociación de arquitectos e interioristas de México (AAI), en la autoconstrucción no necesitas una inversión grande de dinero. Esto se debe a que construyes con base en tus posibilidades

Además, la infraestructura avanza en la medida en que tu familia crece y tus necesidades cambian.

Sánchez agrega que queda bien para pequeños sectores de la población y en ciertas partes de México. Sin embargo, debido a que el territorio es sísmico y vulnerable, necesitas conocimientos básicos de construcción e ingeniería. Así como hacer estudios previos, aunque sean sencillos.

Lo anterior —según la experta— es porque si llegaran a ocurrir problemas, la alcaldía o municipio no podrán ayudarte al 100 por ciento, puesto que no hubo proyecto o planos de construcción que avalaran la obra.

Lo que debes tomar en cuenta

La Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) menciona en su Guía de Autoconstrucción de Vivienda que antes de edificar debes tomar en cuenta diversos aspectos. Por ejemplo: el clima, la orientación del terreno, vegetación y el número de personas que van a vivir en ella.

Además, para que sea una casa funcional, debes corroborar la disponibilidad de servicios: agua, luz, energía eléctrica y drenaje. Recuerda que para ahorrar en el pago de los mismos, puedes emplear ecotecnologías. También, verificar el tipo de suelo y revisar el Reglamento de Construcción Local. 

Lleva su tiempo

Construir tu propia casa implica desde buscar el terreno, hasta tramitar la Constancia de Terminación de Obra. Y deberás involucrarte en todos estos pasos. De acuerdo con Alejandra Sánchez los básicos son:

  • Contratar a un arquitecto, ingeniero o perito para que pueda hacer los planos del proyecto.
  • Llevar los planos a las oficinas del municipio o ayuntamiento para que sea evaluado. En este punto, el perito es primordial, pues es quien firma los planos y es la “cara” ante las autoridades.
  • Al tener lo planos autorizados, puedes comenzar la construcción.
  • A la par de lo anterior debes tramitar el permiso de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) de la región.

“Todos llevan su tiempo. Dependen de la agilidad de las oficinas de obras del municipio o del ayuntamiento. Para que un permiso sea revisado y firmado, pueden pasar desde 15 días hasta dos meses” comenta.

Una casa de 150 metros cuadrados, en obra gris, en terreno casi plano y con una plantilla de cinco albañiles de acuerdo con la experta— puede hacerse en seis meses, aproximadamente.

Financiamiento

Alejandra Sánchez comenta que la cuestión monetaria depende de los metros cuadrados y si es remodelación u obra nueva.

Para lograr este objetivo puedes recurrir a tus ahorros, a apoyos gubernamentales o privados. De acuerdo con la experta, hay asociaciones privadas que se dedican a instruir a gente de poblaciones de escasos recursos para construir sus casas con ayuda de sistemas especiales.

Aunado a esto, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) anunció Construyo Infonavit. Esta modalidad estará disponible partir de la segunda mitad de 2020.

Dicho financiamiento está destinado para autoconstrucción y cuyo monto será de hasta 528,000 pesos. El objetivo es que los derechohabientes decidan cómo, cuándo y qué materiales comprar.

Otra alternativa que estará disponible es Construyes tu casa del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado  (Fovissste). El monto que te pueden prestar es de hasta 1,133,000 pesos.

 

 

Texto: Ana María Mendoza

Deja un comentario