Reforma Urbana busca acabar con asentamientos informales

En México, alrededor del 67 por ciento de los asentamientos humanos es irregular, ante esto, la nueva Ley General de Asentamientos Humanos y Ordenación Territorial define los criterios para otorgar permisos de construcción, el uso de suelo y la certeza en transacciones para frenar la informalidad, coincidieron expertos consultados por el portal inmobiliario Propiedades.com.

La ley anterior tenía un rezago de 40 años. Tan solo entre los años de 1980 y 2010, la mancha urbana de la Ciudad de México creció 357 por ciento, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

El artículo 10 de la Ley, ya aprobada por el Poder Legislativo y turnada al Ejecutivo, establece que las entidades federativas deberán intervenir en la prevención, control y solución de los asentamientos humanos irregulares.

“Conseguiremos que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Con lo que al darse un ordenamiento del territorio en este sentido, los desarrolladores de vivienda sabrán exactamente qué viviendas desarrollar, crecerá la demanda real y acorde a los ingresos de los ciudadanos”, comentó la senadora del Partido Revolucionario Institucional, Angélica Araujo, en entrevista.

Con esto, se desarrollará vivienda con los equipamientos necesarios para que no sean abandonadas, agregó Araujo, una de las principales promotoras de la iniciativa.

Según esta ley, el orden de los asentamientos humanos mejorará la calidad de vida, mediante el aprovechamiento de la propiedad inmobiliaria, la regulación del mercado de los terrenos y el de la vivienda de interés social.

“El sector inmobiliario, así como el sector vivienda contarán a partir de esta reforma con reglas más claras y más transparentes. Tendrán más certidumbre a la hora de hacer su trabajo y menos oportunidades para que la corrupción les afecte”, dijo Francisco Búrquez, senador del Partido Acción Nacional, también promotor de la reforma.

Leonardo González, Real Estate Analyst de Propiedades.com, coincidió en que uno de los objetivos de esta ley es recuperar la responsabilidad del Estado en los procesos urbanos, orientando y controlando a los mercados inmobiliarios.

“Se limita la especulación inmobiliaria, que encarece el suelo, restringe la oferta formal de vivienda y genera asentamientos informales”, detalló.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010, en México existen 56 zonas metropolitanas, en las cuales habita 60% de la población total.

Daniel Pérez, académico de la UNAM y la UIA y doctor en urbanismo, explicó que el objetivo de la ley es regular las condiciones urbanas actuales, que han propiciado la segregación, expulsión de comunidades y el encarecimiento de algunas zonas.

“Parte de la problemática que se pretende resolver se relaciona con el gran crecimiento en materia de vivienda en el país, mismo que se ha reflejado en expansión desordenada del área urbana por medio de conjuntos habitacionales lejanos a las ciudades, bajo un modelo desarticulado, disperso y fragmentado”, explicó en entrevista.

 

Derecho a la ciudad

Otras de las aportaciones de la legislación, consideró González, son el derecho a la ciudad y la ampliación del derecho a la vivienda.

El derecho a la ciudad garantiza a todos los habitantes de un asentamiento humano el acceso a infraestructura, servicios básicos y equipamiento, en condiciones de igualdad que eviten la discriminación, segregación o marginación.

 “Los estándares de planeación urbana recomiendan destinar entre 15 y 20% de la ciudad a espacios públicos abiertos”, comentó González.

Los conceptos que incorpora la nueva legislación permitirán proponer un nuevo modelo de desarrollo urbano que permita mejorar la situación actual de las ciudades, previó Pérez.

“Un mejor desarrollo urbano y ordenamiento territorial implicará una mejor situación en materia de vivienda, ya que contempla otros usos necesarios, como equipamiento, infraestructura y espacios públicos, así como un modelo de ciudad compacta que evite grandes desplazamientos”, destacó Pérez.

 

reforma_urbana

 

 

Texto: Verónica Mondragón

Foto principal: Shutterstock / Charles Harker

Deja un comentario