Toma café en casa y ahorra hasta 5 años de hipoteca

¿Has notado que si preparas comida en tu casa o llevas café en un termo empiezas a ahorrar? ¿Cuánto sumarías si juntas todo ese dinero y al final del mes lo destinas a tu hipoteca? Quizá te convenga dejar los gastos cotidianos para poner fin a tu crédito cuánto antes.

Expertos consultados por el portal inmobiliario Propiedades.com recomendaron recortar esos gastos cotidianos que son prescindibles y así incrementar el pago mínimo mensual.

“Los cigarros, refrescos, propinas en estacionamientos, son gastos hormiga. No se da cuenta uno de la cantidad que gasta diario. Con evitarlos y ahorrar 50 pesos al día, al mes se convierten en 1,500”, afirmó Guillermo Espinoza, director de la empresa Broker Area.

Espinoza propuso hacer un esfuerzo y acumular el dinero que pueden generar esos ahorros, en especial dentro de los primeros cinco años de vida del crédito, que es cuando se paga intereses.

“Esos años son los más importantes para aportar. Después, de la mitad del crédito sí es importante pero ya no significa tanto ahorro como los primeros años, ya no es tan benéfico”, detalló.

El especialista agregó que es posible convertir los ingresos en ahorros y destinar hasta 2,000 pesos adicionales a la hipoteca, lo que podría convertirse en un ahorro de hasta cinco años, dependiendo la duración de éste.

 

Evita el estrés financiero mientras pagas tu hipoteca

“Lo óptimo sería que tu deuda hipotecaria no representara más de 30 por ciento de tu ingreso, por encima de esta recomendación se puede decir que estás en una situación de sobreendeudamiento”, abundó Leonardo González Tejeda, analista de Real Estate de Propiedades.com.

Se toma en cuenta la relación deuda-valor, es decir, la deuda que adquiere el comprador entre el valor real del inmueble para saber cuánto puede gastar alguien en una propiedad adquirida con una hipoteca.

“Debes considerar un plan de contingencia, en caso de que entres en una situación de desempleo o se bloquee tu flujo de ingresos periódico”, dijo González.

Al adelantar pagos y terminar la hipoteca, se abre otro abanico de opciones, pues se puede convertir en una inversión.

Ante esto, González sugirió:

  • Analizar cuántos pagos periódicos se pueden adelantar.
  • Considerar el uso de los recursos que se van a obtener una vez que la hipoteca esté totalmente pagada.
  • Hacer un plan de gastos con los recursos que se van a liberar.
  • Revisar en qué momento de la vida del crédito conviene hacer las aportaciones.

“Planifica mejor tus finanzas y haz una estimación lo más precisa posible sobre qué tan estresante va a ser este trámite”, agregó.

Al respecto, Salvador Esparza Barrera, miembro de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), afirmó que lo recomendable es que los ingresos vayan de acuerdo a lo que va a pagar mensualmente.

Es adecuado adelantar pagos cuando el interés de la hipoteca es muy elevado, añadió.

“Cada caso es específico. Sí se puede ahorrar, como gastos en comida, cafecito. Habrá clientes que prefieran destinar sus ahorros a otros bienes”, subrayó.

 

 

 

Texto: Verónica Mondragón

Deja un comentario