En la salud, en la enfermedad… ¿y en la hipoteca?

Encontraste el amor. Es el indicado. Vas a compartir el resto de tus días con esa persona. ¿Has pensado que podrías compartir también la hipoteca?

Más allá de los lugares comunes del amor eterno, vale la pena tomar en cuenta un crédito mancomunado con tu pareja con el que entre los dos podrán acceder a una propiedad más costosa, compartir las mensualidades y conseguir el espacio ideal para vivir.

“La pareja puede juntar sus créditos sin importar la organización a la cual esté afiliada, es decir puede ser de Infonavit y de Fovissste, es una forma muy interesante de poder hacerse de un patrimonio”, explicó Estanislao Cancino, VP de Ventas de Propiedades.com.

De acuerdo con la página de internet de la Comisión Nacional para la Protección de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), este trámite toma en cuenta los ingresos de los dos interesados para determinar el monto que dichas instituciones pueden prestarles.

Para tramitar una hipoteca compartida es necesario contar con la solvencia económica. Las instituciones de financiamiento realizan un estudio para definir el alcance de ambos y los perfiles de los candidatos para saber si son sujetos de crédito. “Se suman los ingresos y se hace el cálculo”, manifestó Ernesto Altar, director de la empresa Gual Bienes Raíces.

Esta puede ser una buena alternativa para incrementar el valor de los créditos otorgados por instituciones públicas.

Los requisitos son los mismos que para un crédito individual, por lo que dependen de la institución de financiamiento. En este caso, ambos deberán entregar la documentación solicitada.

“Para fines de la contratación del crédito ambos firmarán el contrato. Sin embargo, el que aporte mayor ingreso será el que se reconozca como acreditado y el otro será el coacreditado pero su situación será la misma, teniendo las mismas responsabilidades y beneficios. De este modo ambos se obligan a pagar el préstamo según lo convenido y al final del crédito ambos serán dueños del inmueble en partes iguales sin importar quién aportó más y quién menos”, detalla la dependencia.

“La gran ventaja que se tiene es el monto que se puede obtener en conjunto. En Infonavit el monto máximo ronda los 850,000 pesos y en Fovissste el 1,500,000 de pesos, con más de 2,000,000 de pesos se tiene la oportunidad de poder comprar una vivienda de mucho mejor calidad y seguramente más cerca de sus trabajos. Antes quedabas obligado a comprar en la periferia y lejos de la ciudad”, señaló Cancino.

En estas entidades, es necesario estar casado. Para Infonavit se necesitan 116 puntos y en Fovissste haber cotizado por más de 18 meses.

Los bancos privados también ofrecen esta modalidad, es necesario revisar la oferta que existe pues cada institución determina los requisitos específicos, incluso hay instituciones que realizan trámites para parejas del mismo sexo, detalló Ernesto Altar.

Si una pareja está casada por sociedad conyugal y alguno de los dos está en el Buró de Crédito, puede afectar el trámite, agregó el experto.

“Deben tener muy claro que se quiere formar un hogar para toda la vida”, dijo Cancino.

Mientras que Ernesto Altar opinó que, pese a una separación o divorcio, las parejas pueden lograr un arreglo.

“Si hay una ruptura se puede liquidar, llegar a un arreglo que convenga y tomar cada quien su parte, de acuerdo mutuo”, subrayó Altar.

 

 

 

 

Texto: Verónica Mondragón

Deja un comentario