¿Nuevas alcaldías en CDMX? Así impactaría al sector inmobiliario

Las alcaldías Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón concentran el 41 por ciento de los habitantes de Ciudad de México y por ello existe la propuesta de dividirlas y crear cinco nuevas. Este tema se debatirá en dos foros (29 de abril y 3 de mayo), con diputados locales, alcaldes, instituciones y expertos.

La segmentación se estipula en el artículo 22 transitorio de la Constitución Política de la Ciudad de México, documento que explica que el objetivo es equilibrar los tamaños poblacionales entre las alcaldías y debe concluir a más tardar en diciembre de 2019.

“Las circunscripciones de las demarcaciones territoriales se determinarán por el organismo público electoral local con base en los criterios de población y configuración geográfica, así como de identidad social, cultural, étnica y económica que establezca la ley de la materia”, menciona el texto.

Al respecto hay opiniones encontradas por parte de las autoridades como Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, o Yuriri Ayala Zúñiga, presidenta de la Comisión de Alcaldías y Límites Territoriales.

Mientras Sheinbaum dice que se dará pie a la burocracia y gastos adicionales, Zúñiga comenta que se agilizará el pago de impuestos y resolverá las solicitudes que hacen los vecinos para la reparación de servicios públicos, ya que actualmente al no estar determinado el principio y fin de una demarcación, ninguna autoridad quiere solucionar estos problemas.

Jair E. Cabrera, especialista en desarrollo económico urbano, explicó que la división es una oportunidad para desarrollar mecanismos y brindar atención a la población que enfrenta las situaciones antes mencionadas.

Respecto a cómo impactará en el costo de la vivienda, el experto señaló que aún es difícil saberlo con exactitud, pero dependerá de factores como la reestructura en los costos de servicios públicos, cambios en los impuestos, prioridades de la nueva administración, los recursos con los que dispone y los programas o proyectos que impulse.

“Todo finalmente impactará en la plusvalía de cada alcaldía y en la oferta de vivienda de los desarrolladores inmobiliarios” dijo Cabrera.

Agregó que en el periodo de transición habrá que darle seguimiento a los anuncios y decisiones que se tomen respecto a los cambios de documentación de las propiedades, la temporalidad y otros programas que surjan.

Por otro lado, Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, indicó que los costos de la vivienda pueden reducirse si con la creación de nuevas alcaldías se agiliza la tramitología y aceleran los plazos de edificación.

En cuanto a infraestructura, Cabrera opina que en el corto plazo podría significar un periodo de incertidumbre para el sector cuando se trate de llevar a cabo nuevos proyectos, ya que habrá que ver cómo quedan los límites y sus respectivas administraciones.

En caso de tener que realizar labores de investigación de mercado o venta habrá que redefinir los catálogos y bases de información del sector para incorporar las alcaldías y sus respectivos indicadores socio económicos.

Cabrera también resaltó que el sector inmobiliario puede ver esta situación como una oportunidad, estrechar vínculos con las nuevas autoridades y convertirse en aliados para impulsar nuevos proyectos.

 

 

Texto: Ana María Mendoza

Deja un comentario