Departamentos en el centro de la CDMX, ¿te conviene uno nuevo o usado?

El centro de la ciudad es un área de referencia donde muchas personas buscan vivir por su oferta de servicios y entretenimiento. Si te gustaría comprar un departamento en esta zona, en Propiedades.com te decimos si te conviene más uno nuevo o usado.

De acuerdo con la última edición de los Reportes de Mercado (parte I y II), en el centro de la CDMX encontrarás las siguientes zonas:

  • Roma
  • Santa María la Ribera
  • Condesa
  • Escandón
  • Portales
  • Álamos
  • Del Valle
  • Narvarte
  • Nápoles

Precios de los departamentos usados en el centro de la CDMX

Si te interesa adquirir una propiedad en el centro de la CDMX, los departamentos usados pueden ser una buena opción. Especialmente si tienes un presupuesto ajustado. Por ejemplo, en Santa María la Ribera, el precio medio por metro cuadrado es de 27,273 pesos.

En cuanto al precio medio, le siguen las zonas de Álamos y Portales, donde es de 34,003 y 34,868 pesos por metro cuadrado. Por su parte, en Narvarte, Escandón y Del Valle, este valor es de 36,401 pesos, 38,889 pesos y 39,300 pesos respectivamente.

Las zonas con departamentos usados con precios más elevados son Nápoles, Roma y Condesa. En la primera y la segunda, el precio medio por metro cuadrado es de 45,000 pesos y 47,750 pesos. Mientras que en la última es de 53,536 pesos.

Precios de los departamentos nuevos en la zona centro

Quienes prefieren comprar un departamento nuevo, en Santa María la Ribera encontrarán opciones accesibles. Aquí, el precio medio por metro cuadrado es de 34,318 pesos. Por otro lado, en la zona Álamos este valor corresponde a 36,111 pesos.

Portales, Narvarte, Del Valle y Escandón son zonas donde el precio medio por metro cuadrado va de los 41,045 pesos a 46,140 pesos. No obstante, en Roma este valor corresponde a 54,562 pesos.

Si tu presupuesto es más amplio, Nápoles y Condesa son opciones ideales. En ellas encontrarás departamentos nuevos con un precio medio de 55,953 pesos y 65,981 pesos, respectivamente.

Ventajas de ambos segmentos

“Con las propiedades usadas, puedes invertir en remodelaciones que se adapten a las necesidades de los nuevos residentes. Generalmente tienen un mayor metraje, pues las nuevas actualmente responden a otra funcionalidad residencial con más servicios de áreas comunes”, indicó Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com.

En términos de habitabilidad, el experto señaló que las viviendas usadas suelen estar mejor ubicadas y son más accesibles que las propiedades nuevas en esta zona. Por otro lado, las unidades nuevas suelen contar con amenidades modernas que se adaptan a las necesidades de los residentes y su contexto actual.

Para definir las necesidades habitacionales, el experto recomienda estimar los siguientes puntos:

  1. Número de personas que residirán en la vivienda
  2. Plazo de uso del espacio residencial
  3. Amenidades y características de la vivienda
  4. Indicadores de habitabilidad como Price-to-Rent, Rentabilidad Bruta de Alquiler y expectativas de rendimiento
  5. Compatibilidad con el uso requerido por todos los residentes

 Vivir en el centro de la ciudad no solo asegura la accesibilidad a otras áreas y centros de negocios. Leonardo Gonzáles apuntó que esta zona ofrece muchas ventajas, como valor arquitectónico, seguridad y ganancias a largo plazo. Recuerda que es importante identificar tus necesidades y presupuesto para hacer la mejor elección.

 

 

Texto: Haydeé Cortés

Deja un comentario