Cómo estar al día en tus cuotas hipotecarias y no caer en la morosidad

Contar con una buena administración de tus finanzas personales es una de las claves para comprar tu casa. En Propiedades.com te damos algunos consejos para estar al día en tus cuotas hipotecarias y no caer en la morosidad.

De acuerdo con Leonardo González, analista Real Estate de nuestro portal, evitar la morosidad y tener un buen historial crediticio, ayudan a tener una mejor capacidad adquisitiva.

Por ejemplo, un presupuesto mensual, el experto señala que incentiva los topes hipotecarios. Así, se puede proyectar un esquema de pagos a largo plazo que te salvará de caer en la morosidad. Para lograrlo, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

Define tus capacidades de pago

Es fundamental que tengas muy claras tus capacidades financieras, pues así crearás un esquema sólido. Lo primero que debes hacer es revisar tus ingresos y gastos para determinar tus prioridades económicas y estar al día en tus cuotas hipotecarias.

Analiza con detenimiento tus gastos mensuales y define cuáles son los fijos y variables. De esta forma podrás identificar aquellos pagos necesarios —servicios o créditos— para tu bienestar y calidad de vida. Así como recortar los pagos variables —salidas a comer, planes tarifarios elevados, etc.— y maximizar tus ingresos.

Asimismo, revisa y suspende tus gastos hormiga y compras compulsivas. Sin estos pagos extra, tendrás la posibilidad de liquidar deudas adicionales, como tarjetas de crédito. Esto te dará la oportunidad de cancelar aquellas que cobren anualidad o tengan mayor tasa de interés. Así, solo conservarás las que te proporcionan mayores beneficios.

Realiza un presupuesto mensual

Una vez que has definido tus ingresos y gastos mensuales, es recomendable crear un presupuesto y ajustarte a él. Recuerda que es fundamental mantenerlo realista con metas alcanzables y adecuadas a tus necesidades o plan de vida. Por lo que siempre podrás estar al día con tus cuotas hipotecarias.

González indica que una forma de lograrlo es a través de la regla 50/30/20, así asignarás los siguientes rubros:

  • 20 por ciento para un objetivo de ahorro
  • 30 por ciento para tus pagos de vivienda
  • 50 por ciento para pagos necesarios

Enlista el 100 por ciento de los gastos quincenales o mensuales de tu presupuesto. De esa manera, puedes ajustar tu presupuesto al finalizar el ciclo y obtener un mayor bienestar financiero”, aconseja el experto.

Calendariza tus pagos

Cuando has logrado establecer tu presupuesto y apegarte a él, será más sencillo tener el capital necesario para estar al día en tus cuotas hipotecarias. Además, al programar todos los gastos, evitarás realizar pagos mínimos y podrás liquidar tu casa lo antes posible.

Sin embargo, es importante que siempre tengas definidas las fechas límite para realizar los pagos. De esta manera, evitarás atrasarte en las cuotas, lo cual podría generar intereses y provocar que manches tu historial crediticio.

 

Tener la casa de tus sueños es una meta alcanzable mediante la organización de tus finanzas y disciplina. Si necesitas asesoría financiera, puedes acercarte a un profesional que te indicará cuál es la mejor estrategia dependiendo de tus posibilidades y necesidades.

 

Texto: Haydeé Cortés

Deja un comentario