5 tips para mantener un buen historial crediticio durante la recesión

Si estás pasando por una situación económica complicada, será necesario que revises tus opciones. En Propiedades.com te compartimos cinco tips que te ayudarán a mantener un buen historial crediticio durante la recesión.

Actualmente, vivimos una recesión provocada por factores económicos mundiales y la pandemia por coronavirus (COVID-19). Administrar las finanzas personales podría convertirse en un reto, principalmente mantener un buen historial crediticio.

Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, indicó que un buen historial de crédito mejora la capacidad de gasto, consumo y adquisición de bienes durables. Además, potencia los topes hipotecarios, permitiendo ajustar el presupuesto personal a largo plazo.

Analiza tu capacidad financiera

Antes de hacer ajustes en tu presupuesto, debes revisar tu capacidad financiera. Esto te ayudará a tener un panorama amplio de la situación. Así podrás ver con claridad los gastos innecesarios.

Para ello, es importante que revises tus ingresos y, de no contar con ellos, conocer el presupuesto que tienes a la mano. Esto puede ser un paso engorroso, pero podrás plantear metas realistas y ajustar tus finanzas.

Asimismo, te permitirá revisar el estado de tus compromisos financieros, como: tarjetas de crédito, hipoteca, etc. Conocer esta información, te dará pauta para empezar a priorizar tus pagos y ayudarte a mantener un buen historial crediticio.

Prioriza tus gastos y pagos

Leonardo González apuntó que cada presupuesto debe estar ajustado al plan de vida de cada persona, manteniéndolo de forma realista y aterrizada a sus necesidades.

“La canasta básica debe ser la directriz de los rubros prioritarios. Se recomienda seguir la regla 50/30/20, donde: 50 por ciento de tu presupuesto se destine a gastos necesarios (alimentos, servicios y pagos a créditos), 30 por ciento a vivienda y 20 por ciento a ahorro objetivo”, aseguró.

El experto también sugirió que, si tus ingresos se han visto reducidos, des mayor prioridad a los rubros que permitan generar otros flujos de adquisición. Por ejemplo, utiliza tus ahorros para crear una nueva fuente de ganancias. Lo más recomendable es adoptar un plan moderado.

Se debe listar el 100 por ciento de los registros cada quincena o mes presupuestado. Una vez finalizado un ciclo (fiscal o anual), puedes ajustar otra vez para lograr un mayor bienestar financiero”, agregó.

Paga puntualmente y el total de tu deuda

Ya que cuentas con un presupuesto que le da prioridad a ciertos rubros, utiliza este capital para pagar en tiempo y forma tus adeudos. De esta forma, evitarás hacer pagos mínimos que incrementan los intereses.

Además, para mantener un buen historial crediticio es fundamental que realices tus pagos antes de la fecha de corte. Esto evitará que se registren atrasos y tu historial siga impecable.

Recorta gastos innecesarios

No solo respecto a compras compulsivas o gastos hormiga, también a la cantidad de tarjetas de crédito bancarias o de tiendas departamentales. Lo recomendable es que conserves solo aquellas que te dan mayores beneficios.

Las tarjetas de crédito que no te cobran anualidad y cuentan con una tasa de interés menor, serán tus mejores aliadas en caso de emergencia. Recuerda que antes de cancelar alguna, deberás haber cubierto tus adeudos.

Consulta la reestructuración de tu crédito

Si no cuentas con algún ingreso y tu situación financiera no tiene un panorama favorable, asesórate lo antes posible. Debido a la pandemia, muchas instituciones han optado por implementar medidas en apoyo a sus cuentahabientes
Mientras más pronto te acerques a tu banco o institución de financiamiento, más rápido podrás salir del apuro. La reestructuración de tu crédito debe ser una prioridad en estos casos de emergencias. Consulta todas tus opciones y encuentra la que se adapte mejor a tus necesidades.

 

 

Texto: Haydeé Cortés

Deja un comentario