Por estacionamiento, precio de depas sube casi 12%

Comprar o rentar un inmueble con estacionamiento tiene un costo más elevado en comparación con aquellos que no lo tienen.

“Los departamentos muestran la mayor sensibilidad en su precio si estos cuentan con cajones de estacionamiento, sobre todo en una ciudad con una situación muy crítica de congestión”, señaló Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

De acuerdo con estimaciones realizadas por el portal inmobiliario Propiedades.com, el número de lugares de estacionamiento en un departamento a la venta incrementa en 11.85% el valor del inmueble, mientras que en las casas el aumento es de 4.3%.

En cuanto a las rentas, un departamento con estacionamiento muestra un aumento de 4.13% y una casa, de 4.5%.

Las colonias con la mayor cantidad de anuncios activos que cuentan con cajón de estacionamiento son Polanco IV Sección, Lomas de Chapultepec II Sección y Granda.

Un departamento en renta en Polanco IV Sección tiene un precio medio de 48,000 pesos mensuales, mientras que en Lomas de Chapultepec este precio asciende a 49,000 pesos mensuales y en Granada a 22,700 pesos.

Otras colonias que también se encuentran entre las que más estacionamientos tienen son Bosque de las Lomas, Condesa y Ampliación Granda, cuyos precios de renta superan los 25,000 pesos mensuales.

“La primera razón es que hay un costo implicado en la construcción de ese estacionamiento. El ponerlo o no ponerlo implica incurrir en un costo de la inversión del proyecto y por lo tanto este incremento en el costo es transferido al valor de renta o de venta”, destacó Andrés Sañudo, coordinador en políticas de estacionamiento del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés).

El experto explicó que, en promedio, un cajón de estacionamiento más o menos cuesta entre 6,000 y 9,000 pesos el metro cuadrado, aunque el precio puede aumentar dependiendo de la zona y si es subterráneo o no.

“Un cajón de estacionamiento en un proyecto inmobiliario reciente tiene en promedio 27 metros cuadrados, porque el cajón implica que debes tener espacio de circulación, rampas, columnas, etcétera. Entonces el costo directo de construcción es de alrededor de 200,000 pesos”, indicó Sañudo.

 

 

Menos estacionamientos en la CDMX

A partir de 11 de julio entró en vigor la modificación a la Norma Técnica Complementaria para el Proyecto Arquitectónico en la que se propone un máximo de estacionamientos para desarrollos inmobiliarios.

“La lógica de que entre más estacionamiento hay menos tráfico es falsa, porque el estacionamiento lo que está haciendo es invitando a más personas a llegar en automóvil a estos lugares”, destacó Andrés Sañudo.

Una plaza comercial que tiene mil o dos mil cajones implica que hay muchos vehículos tratando de ingresar a estos lugares y crean congestionamiento vial. Además no son vehículos de la zona, sino que vienen de otros lugares de la ciudad manifestó el coordinador del estudio Menos cajones, más ciudad.

Los desarrollos habitacionales podrán construirse sin espacios o hasta un máximo de tres cajones por vivienda.

Para tiendas de autoservicio, departamentales y centros comerciales el reglamento estipula un cajón por cada 25 metros cuadrados. En cafeterías y restaurantes, un cajón por cada 30 metros cuadrados y para oficinas, despachos y consultorios uno por cada 30 metros cuadrados.

 “Lo que hemos observado es que el requerimiento mínimo que operaba estaba por encima de la demanda. En muchos proyectos se construían únicamente los estacionamientos que se les exigía, eso es un indicador muy fuerte de que si pudieran harían menos”, apuntó el experto.

Y agregó que muchos de estos estacionamientos están subutilizados, porque no están llenos y mucho menos están llenos todo el tiempo, todo el año.

“Antes le pedían el mismo número de cajones a cualquier proyecto en cualquier parte de la ciudad, sin importar si estaba enfrente del metro, metrobús y además había ecobicis y ahora sí se pueden tomar esas decisiones, un desarrollador puede analizar el terreno”, destacó Sañudo.

“Esta nueva norma busca romper con esa inercia y es una transición a hacia modelos más progresivos, donde tenemos que seguir evaluando los resultados de esta nueva política para irla adecuando más y más”, concluyó.

 

 

Texto: Alicia Gutiérrez

Deja un comentario